Publicado: 4 de Octubre de 2017 a las 09:29

Como expertos en equipos de descanso, hoy queremos compartir con vosotros algunos consejos para conservar el colchón en las mejores condiciones y alargar su vida útil. Y es que, aunque la Asociación Española de la Cama recomienda reemplazar los equipos antes de los 10 años en beneficio de un descanso saludable, su durabilidad en buenas condiciones siempre estará condicionado a un buen uso y mantenimiento del mismo.

Frente a esta realidad, ¿cómo podemos conservar bien el colchón y potenciar que no pierda su firmeza, ergonomía y confort?

  1. Abrir y airear. Cuando compramos un colchón nuevo, es importante que lo dejemos airear una vez abierto antes de utilizarlo y cubrirlo.
  2. Ventilar la habitación. Es importante cada mañana airear la habitación antes de hacer la cama y retirando la ropa de cama. De esta forma, el colchón perderá de forma natural el calor y la humedad corporal, evitando que surjan bacterias.
  3. Voltear el colchón periódicamente. Para asegurar que el colchón no sufra deformaciones por peso y presión, hay que voltear el colchón mínimo 4 veces al año. Aún así, es importante conservar las instrucciones del fabricante porque en ella se detallan.
  4. Proteger el colchón con ropa de cama. Aunque parezca evidente, proteger el colchón con una funda de tela lavable lo mantendrá a salvo de las manchas. Además, hay fundas apropiadas para todo tipo de necesidades (empapadores, con efecto barrera para las personas alérgicas…).
  5. Asegurar una buena higiene de los equipos de descanso. Una correcta limpieza de los elementos de descanso influye en la conservación y, de forma directa, en nuestra calidad del sueño.
  6. La base debe ser adecuada para el colchón. Aunque la base de descanso puede tener una vida útil mayor que la de los colchones, es importante tener en cuenta que no colocar el colchón sobre una base o somier en óptimas condiciones y adecuado para el tipo de colchón (muelles, visco, látex, articuladas, etc.) puede generar que la adaptabilidad, durabilidad y confort de los equipos de descanso se vea afectada.

Pero, si hay algo que no podemos olvidar, es que para asegurar un óptimo descanso no sólo debemos cuidar de nuestro colchón, sino que todos los elementos de nuestro equipo de descanso (base, colchón, almohada) deben cuidarse con el mismo mimo.